Baños de bosque

¿Qué son los baños de bosque?

Los baños de bosque o Shinrin Yoku es una práctica terapéutica de origen japonés que evidencia el poder sanador de la naturaleza. Los paseos forestales consisten en visitar los bosques sin objetivos ni metas, no se pretende hacer senderismo, ni aprender sobre las especies que lo habitan, ni llegar a ningún lugar concreto, sino conectar desde el corazón.

Cierra los ojos y escucha, huele, respira, siente… la brisa en la cara, la humedad, los olores, el rumor de las hojas, el canto de los pájaros, la risa del agua, la voz del silencio…

¿Cuáles son los beneficios de esta práctica?

En el mundo actual, donde el estrés, la ansiedad y la fatiga mental crecen de manera exponencial, la exposición a la naturaleza se está revelando como un remedio sencillo para mejorar nuestra salud y bienestar personal.

En Japón, en la década de los 80, el gobierno toma conciencia de los altos niveles de estrés de la población, principalmente concentrada en grandes ciudades, y comienza a promover los baños de bosque como forma de reconectar con la naturaleza, aumentar el bienestar y reducir las consecuencias del estrés. De hecho en la actualidad, los efectos de los espacios naturales en la salud están llevando a médicos de distintos lugares del mundo, como Japón o los países nórdicos, a prescribir los baños de bosque como terapia complementaria en el tratamiento de numerosas enfermedades.

Estudios científicos de distintas universidades avalan que la práctica consciente de Shinrin Yoku aporta grandes beneficios a la salud física, mental y emocional: fortalece el sistema inmune, relaja el sistema nervioso, reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés relacionada con multitud de patologías como dolores de cabeza, presión sanguínea alta, problemas de corazón, diabetes, asma o artritis entre otros), disminuye la ansiedad, mejora el estado de ánimo, favorece el descanso y contribuye al equilibro emocional.

Cuando nos alejamos del contacto con la naturaleza y sus ciclos, nuestra vitalidad disminuye. No hay nada como adentrarse en los bosques para recuperar la tranquilidad y reconectar con nosotros mismos.

Baños de bosque

¿Qué duración tiene?

Los baños de bosque tienen una duración de 2 a 3 horas y se llevan a cabo mediante paseos suaves en entornos forestales para tomar contacto con la naturaleza y abrir los sentidos a través de las indicaciones de la persona que guía la experiencia.

La naturaleza nos vincula con lo esencial; es pura, insobornable, directa, sincera, auténtica y plena.

¿Te animas a darte un baño de bosque?

Fui a los bosques porque deseaba vivir deliberadamente; enfrentar solo los hechos esenciales de la vida y ver si podía aprender lo que ella tenía que enseñar. Quise vivir profundamente y desechar todo aquello que no fuera vida… para no darme cuenta, en el momento de morir, de que no había vivido”

Thoreau. Walden.
Baños de bosque

+ info y reservas

You don't have permission to register
Abrir chat